contacta por WhatsApp 688 85 98 07
Blog

Dificultades en un “Ceda el paso”

«Ceda el paso»: Dificultades y consejos.

 

Todos sabemos que en un STOP hay que parar si o sí, pero a los Drivers os surgen algunas dudas con los “Ceda el paso”. ¿Cuándo debo ceder el paso?¿y si no me ceden a mí? Intentaremos solucionar vuestras dudas en este artículo. Si os queda alguna duda, coméntanoslo en la sección inferior o apuntad la duda para la próxima clase teórica.

“Ceda el paso” en intesecciones.

 

Empezaremos con el supuesto más fácil de todos. Cuando nos encontremos con una señal en poste o asfalto de “Ceda el paso! en una intersección siempre deberemos ceder el paso al resto de vehículos que circulen por el carril que no lo tiene. En caso de que exista un semáforo, daremos prioridad a la señal luminosa si es verde, y extremaremos precaución si es ámbar. En caso de ser roja, detendremos el vehículo.

 

En todos los casos deberemos disminuir nuestra velocidad para poder frenar rápidamente y vigilar mejor al resto de vehículos.

 

“Ceda el paso” en incorporaciones.

 

Saltarse un “Ceda el paso” suele ser uno de los motivos más comunes para el suspenso instantáneo, y muchas de esas ocasiones ocurre en incorporaciones a la vía.

 

Si vamos por nuestro carril y se incorpora un vehículo que conduce por un carril de incorporación con “Ceda el paso”, deberemos facilitarle la entrada en la medida que sea posible. Generalmente, con no dificultarla basta. Si podemos acelerar o decelerar levemente (nunca saltandonos los límites máximos y mínimos de la carretera), será más que suficiente. También podremos cambiar al carril de la izquierda para facilitar la entrada de un vehículo, pero siempre habiendo comprobado perfectamente que no venga ningún coche y con la señalización adecuada. En cualquier caso, si no estamos cómodos con esta maniobra es mejor que ni la intentemos. Un último consejo en este ámbito, facilitar la entrada de un vehículo no puede significar poner dificultades al tráfico que ya circula por la vía. Las maniobras agresivas como frenazos bruscos o volantazos serán penalizadas gravemente.

 

Si somos nosotros los que conducimos por el carril de incorporación, debemos conducir con cautela durante todo ese carril y observar la entrada más fácil y proceder a ella suavemente y con las indicaciones adecuadas. Nunca esperaremos al último segundo y nunca lo haremos antes de tiempo. También es importantísimo llevar una velocidad adecuada para la incorporación y no tomar el arcén como si fuese un carril extra.

 

Te daremos un consejo infalible un poquito más adelante.

 

Motivo de suspenso en muchos exámenes.

 

Como hemos comentado, la desobediencia de un “Ceda el paso” suele ser un motivo muy común de suspenso en los exámenes prácticos. Si cruzamos uno sin mirar, no lo respetamos, entramos a gran velocidad, dificultan la entrada de otros vehículos… debemos ser conscientes de que estamos causando un riesgo grave de accidente y que por tanto, no podremos obtener el permiso de conducir.

 

Ante la duda, NUNCA arriesgaremos.

 

El consejo infalible es el siguiente: con atención y cautela todo vuela. No habrá ningún solo trayecto difícil si conducimos con cautela y nos anticipamos a las situaciones que pueden presentar dificultad. Si crees que te puede dar tiempo a pasar, mejor no te la juegues, para tranquilamente y pasa con mayor facilidad. Arriesgar en la carretera nunca da buenos resultados, ni en el examen ni en el uso real.

 

En Drive te enseñamos todo lo que necesitas para conducir como un pro, así que lo más importante es que estéis tranquilos, conduzcais con paciencia y anticipación, y todo irá como la seda.

Comparte:

Deja un comentario