contacta por WhatsApp 688 85 98 07
Blog

Es importante comprobar el estado de tus neumáticos.

Muchos conductores nóveles damos por hecho que el mantenimiento de los neumáticos es algo anecdótico y que se cambiarán si hay algún problema. Este es un error gravísimo, ya que si esperamos a que los neumáticos actuen de un modo errático en condiciones normales, serán verdaderamente peligrosos en condiciones no favorables o en maniobras de urgencia.

 

Por ello, debemos revisar regularmente el estado de nuestros neumáticos. En este artículo obviaremos que siempre deben estar dentro del límite de kilómetros y de la fecha de caducidad estipulada. Además, si quieres asegurarte la mayor longevidad posible para tus neumáticos debes también regular la presión de hinchado de cada rueda en su punto ideal. Ello minimizará el desgaste general y te asegurará que tus neumáticos funcionan en condiciones óptimas.

 

Comprueba el desgaste del neumático.

 

 

Para revisar el estado de los neumáticos lo mejor es aparcar el coche con el volante girado e ir inspeccionando los dibujos de toda la cubierta.  Es importante que si hay desgaste, sea homogéneo a lo largo y a lo ancho del neumático. Si el desgaste es más pronunciado en el centro, revelará un problema de hinchado con demasiada presión. Si es más pronunciado en un lateral, podrá evidenciar una mala calibración de la dirección o la suspensión.

 

Desgaste irregular: Síntoma de problemas en el vehículo o en nuestra conducción.

 

El desgaste también puede ir por tramos debido a un exceso de frenadas agresivas, o presentar diferencias sustanciales entre las ruedas traseras y delanteras. Lo ideal en este caso es preguntar a nuestro mecánico cuál es el ajuste más apropiado para nuestro vehículo.

 

Mínimo legal establecido: 3mm

 

En cualquier caso, el dibujo del neumático deberá tener siempre una profundidad mayor a los 3mm. Y no sólo por que la ley así lo exige, el neumático necesita de ese espacio mínimo para poder evacuar el agua correctamente y conservar el agarre en charcos, entre otras situaciones.

 

Bultos en el neumático.

 

Si inspeccionamos el canto del neumático y encontramos pequeños bultitos, puede deberse a un impacto leve contra un bordillo. Es importante que no ignores este síntoma y que sustituyas el neumático lo antes posible.

 

Lo ideal es que revises todos tus neumáticos al menos cada tres meses, no te llevará más de 15 minutos y te asegurarás que todo es correcto. Si deseas ir seguro y tranquilo en la carretera, lo mejor es que estés seguro antes de entrar en ella.

Comparte:

Deja un comentario