contacta por WhatsApp 688 85 98 07
Blog

Llega el frío: consejos para tu coche

El frío ha llegado sin avisar y es hora de poner a punto nuestro vehículo para los próximos meses. Las bajas temperaturas pueden afectar especialmente a algunos componentes del coche, por lo que deberemos tener muy en cuenta varios aspectos que mencionaremos a continuación:

 

Batería

 

La batería sufre con las altas y bajas temperaturas. Lo cierto es que las temperaturas bajas pueden acelerar la descarga de la batería. Lo normal es que no fallen hasta el final de su vida útil (entre 3 y 5 años), pero también puedes acudir a un taller para que realicen un diagnóstico.

 

Luces

 

Debemos ser conscientes de que es posible que gran parte del tiempo que conduzcamos puede ser de noche debido al horario de invierno. Por ello, es imprescindible el perfecto funcionamiento del sistema de alumbrado delantero y trasero del coche, además de ajustar la altura de los focos.

 

Neumáticos

 

Está de sobra demostrado que el mal estado de los neumáticos provoca un aumento de la distancia de frenado, se sufre pérdida de adherencia y aumenta las probabilidades de pinchar o incluso de sufrir acuaplaning en días lluviosos tan habituales en Euskadi.

 

Podemos verificar la profundidad del dibujo de los neumáticos con el método de la moneda: introducimos el canto de una moneda de un euro y comprobamos que la profundidad del surco es mayor que el borde dorado de la misma. Se cataloga como “buen estado” una profundidad a partir de 1,6mm.

 

Por otra parte, revisamos la presión y nos aseguramos que cumplen los niveles recomendados por el fabricante.

 

Frenos y suspensión

 

Debemos revisar los frenos de forma periódica. Es por nuestra seguridad. Por un lado, las pastillas y los discos de freno. Por otro lado, el nivel del líquido de frenos, que se debe cambiar cada 40.000 – 60.000 km. El mal estado de alguno de estos componentes puede resultar en frenadas más largas.

 

Líquido anticongelante

 

Un elemento necesario para la correcta refrigeración de nuestro vehículo. Para evitar averías indeseadas, debemos utilizar el recomendado para el coche y cambiarlo cada 2 a 4 años. ¡Ojo, nunca cambiarlo por agua, ya que podría dilatarse si se congela y reventar el motor!

 

Limpiaparabrisas

 

Unos limpiaparabrisas de calidad y en buen estado nos aseguran una visibilidad óptima. Los cambiaremos cuando comiencen a dejar rastros en el cristal. Además, tenemos que acordarnos de revisar el nivel del líquido lavalunas.

Sistema de climatización

 

La climatización no es sólo confort, sino una útil herramienta para evitar el empañamiento de los cristales. Hay que revisarlo para asegurarnos de su correcto funcionamiento.

 

Ya lo sabes, ¡abrígate, cuida tu coche y conduce con seguridad!

 

Comparte:

Deja un comentario